Arranca una nueva fase en la transformación del Puerto Olímpico con la construcción del nuevo acceso y el centro de economía azul

16/06/2022
Imatge
Janet Sanz, Jaume Collboni i Marta Labata en el Port Olímpic

 A lo largo de julio se iniciará la construcción del nuevo acceso que tiene que facilitar la conexión directa del Puerto Olímpico con la avenida Litoral y el barrio de la Vila Olímpica

Después del verano, empezarán las reformas que configurarán el primer centro de economía azul de la ciudad, ubicado en los antiguos locales de ocio nocturno del muelle de Mestral y en el dique de Recer  

El muelle de Mestral se convertirá en una gran plaza, y el dique de Recer en un nuevo mirador delante del mar abierto a la práctica deportiva y el paseo

Estas actuaciones suponen una inversión de cerca de 18 M€

Un Puerto Olímpico conectado a la ciudad y comprometido con la generación de actividad económica ligada al mar y a la economía azul. El proceso de transformación del Puerto Olímpico que lidera Barcelona de Servicios Municipales (B:SM) por encargo del Ayuntamiento da un nuevo paso adelante. El próximo mes de julio empezarán las obras de los nuevos accesos del puerto, que conectarán directamente la avenida Litoral con una gran zona de estancia y paseo en el muelle de Mestral. 
 
Los trabajos se concretan en la construcción de un nuevo vial para peatones y vehículos, que eliminará barreras y desniveles para generar una continuidad con el barrio de la Vila Olímpica y el propio puerto. Las obras, que han empezado a hacerse visibles esta semana con la ejecución de los primeros trabajos previos, tendrán una duración de un año y un presupuesto de 3,6 M€.  

Los trabajos materializarán una de las voluntades del Puerto Olímpico en esta nueva etapa: convertirse en un espacio abierto al dinamismo de la ciudad y estrechamente vinculado a la cotidianidad del territorio del cual es propio. Además, el vial permitirá que los vehículos accedan de forma directa al Aparcamiento B:SM Litoral Puerto, que también se renovará.
 
Una vez completadas las obras, esta será la entrada principal del Puerto Olímpico. Por eso, posteriormente se desmontará la rampa para vehículos que actualmente se encuentra al final de la calle Marina. La desaparición de esta estructura, prevista en otoño de 2023, eliminará el impacto visual que actualmente genera sobre el conjunto del puerto. 

El primer centro de economía azul de la ciudad

La construcción de los nuevos accesos no es el único avance que se producirá en el proceso de transformación del puerto en los próximos meses. La última semana de septiembre, coincidiendo con el final de la temporada náutica de verano, también empezará la reforma de los locales del muelle de Mestral y el dique de Recer. En estos dos ámbitos se configurará el primer centro de economía azul de la ciudad, una actividad comprometida con el desarrollo económico y social y con el respeto de los ecosistemas marinos. En el caso del Puerto Olímpico, se prevé la especialización en actividades y servicios náuticos, en economía circular y en innovación y tecnología.

El eje central de esta parte del proyecto es el muelle de Mestral. Los antiguos locales de ocio nocturno se convertirán en un polo de empresas y emprendimiento de la economía azul de 2.600 m2 de superficie útil, capaz de generar 250 nuevos puestos de trabajo. El espacio se distribuirá en 23 locales que conformarán dos grandes bloques de oficinas, situadas a ambos lados del nuevo acceso. También dispondrá de algunos espacios de uso común, como una sala de actos con capacidad para 150 personas, que podrá ser utilizada por cualquier usuario de las instalaciones portuarias y también estará a disposición de la ciudadanía y del tejido empresarial para hacer actividades. 

La reforma de los locales del muelle de Mestral finalizará en septiembre de 2023 y tiene un presupuesto de 5,1 M€.

Los nuevos espacios del Puerto Olímpico destinados a la economía azul se completan con 2.638 m2 localizados debajo del dique de Recer. Aquí se ubicarán 28 locales más para actividad empresarial y 70 pañoles, que también se renovarán. En este caso, los trabajos tendrán una duración de 15 meses y se desarrollarán en paralelo a la urbanización del dique. Ambas operaciones tienen un presupuesto de 9 M€. 

Así, la transformación del Puerto Olímpico prevé concentrar la economía azul en tres grandes áreas: el muelle de Mestral, el dique de Recer y el muelle de Marina. Este último ámbito, ya en funcionamiento, acoge un total de 17 locales de actividades y servicios náuticos.

La promoción de la economía azul en el Puerto Olímpico se desarrolla en paralelo a la dinamización de la actividad náutica, una estrategia que incluye, como elementos estratégicos, la actualización de las instalaciones portuarias, en buena medida ya completadas, la futura reforma del Centro Municipal de Vela y la generación de sinergias entre los diferentes operadores presentes en las instalaciones con un objetivo claro: el posicionamiento del Puerto Olímpico como espacio de regatas y otras actividades de divulgación marina. 

Más espacio público para el disfrute de la ciudadanía

La transformación del Puerto Olímpico prevé, también, la generación de más espacio público para el paseo, la estancia y la práctica deportiva. En paralelo a la reforma de los locales de náutica, se renovará la urbanización del dique de Recer, tanto en la cota puerto como en la cota ciudad, un área equivalente, en total, a 10.000 m2. 

La parte superior del dique se convertirá en un nuevo mirador delante del mar abierto a toda la ciudadanía. Siguiendo con el objetivo de facilitar la relación de la ciudad con el puerto, el dique de Recer incorporará dos escaleras que comunicarán el ámbito del paseo con los muelles situados en el nivel inferior. 

Además, la finalización de la reforma del polo de empresas de Mestral facilitará la configuración de una gran plaza de 10.000 m2. 

Un nuevo rumbo con horizonte 2024

El avance de la transformación del Puerto Olímpico entronca con la oportunidad que supone para la ciudad la celebración de la Copa América, en 2024. El inicio de la construcción de los nuevos accesos y la configuración de los nuevos espacios dedicados a economía azul representan la consolidación de dos de los ejes estratégicos del nuevo Puerto Olímpico. 

Además, se ha completado buena parte de la actualización de las infraestructuras marítimas y portuarias, con una inversión de 9,1 M€. Entre los trabajos realizados, cabe destacar la consolidación del dique de Recer, finalizada esta misma primavera, que ha supuesto, como tareas principales, la construcción de un nuevo botaolas y el refuerzo de los cuatro diques sumergidos para proteger las instalaciones del rebase del oleaje durante los temporales. Eso ha permitido, en paralelo, regenerar el fondo marino cercano. También se han completado las obras del tren de fondeo y se ha renovado el sistema de amarre de guías. Estas actuaciones han permitido reordenar los amarraderos, lo cual ha aumentado la seguridad y el espacio dedicado a cada embarcación. 

Un puerto conectado con el vecindario

Coincidiendo con el inicio de las grandes obras de transformación, el Puerto Olímpico pondrá en marcha en julio una serie de acciones dirigidas al vecindario del entorno. El objetivo es hacerlo partícipe de esta nueva etapa, que implica una mayor relación con el barrio y la integración del puerto en la cotidianidad de la ciudad. 

Entre otras acciones, se prevé el envío de un folleto informativo y la organización de visitas guiadas a las instalaciones del Puerto Olímpico con la colaboración de las asociaciones de vecinos de la Vila Olímpica, el Front Marítim y Diagonal Mar. El propósito del recorrido es explicar el avance de los trabajos, los nuevos usos del Puerto Olímpico y la actividad que se desarrolla desde que B:SM es responsable de su gestión. 

Además, en septiembre, coincidiendo con el inicio de la reforma de los locales de economía azul, el Puerto Olímpico organizará una jornada de actividades de divulgación dirigida al público familiar.